Portada Antonio Morales


lunes 27 / 11 / 2023 Gran Canaria

El jueves 16 de noviembre tuvo lugar una nueva edición de Overbooking, el evento nacional más destacado de la comunicación y el marketing enfocado en el sector turístico. Para el Cabildo de Gran Canaria la promoción, la dinamización y la proyección de nuestro sector turístico es una prioridad estratégica de gobierno. Overbooking Gran Canaria es […]


El turismo tiene que ser sostenible

El turismo tiene que ser sostenible

El jueves 16 de noviembre tuvo lugar una nueva edición de Overbooking, el evento nacional más destacado de la comunicación y el marketing enfocado en el sector turístico. Para el Cabildo de Gran Canaria la promoción, la dinamización y la proyección de nuestro sector turístico es una prioridad estratégica de gobierno. Overbooking Gran Canaria es un proyecto consolidado, que aborda desde hace 11 años las necesidades y los retos que en materia de comunicación y marketing han impactado en el turismo, nuestro principal motor económico.

La temática que se abordó este año es la de la sostenibilidad en todas sus dimensiones. Es justo la orientación que consideramos decisiva y novedosa para singularizar y hacer viable la actividad turística en nuestra isla, frente a los desafíos inaplazables del cambio climático y una mayor sensibilidad con el calentamiento global de las personas que nos visitan.

Y esta prioridad se demuestra porque en la isla estamos comprometidos con un proyecto de soberanía energética, hídrica y alimentaria, de descarbonización, de adaptación y de mitigación de los efectos del cambio climático. También con la diversificación económica que con la marca de ecoísla agrupa una acción global y transversal del Gobierno del Cabildo.

No se trata de una estrategia improvisada. Todo lo contrario, la transformación turística forma parte de una transición en la que están implicadas todas las áreas de gobierno. Estamos trabajando en una propuesta de desarrollo ecosocial sustentada en el equilibrio entre la sociedad, la economía y el medio ambiente. Para nuestra isla ser un territorio sostenible es garantía de supervivencia en todas las dimensiones.

Esta edición de Overbooking estaba centrada en la triple C que hace referencia al Clima, la Cultura Corporativa  y la Comunidad. El marketing de estos tres objetivos pone el foco en ámbitos concretos donde nuestro destino Gran Canaria puede construir una oferta más sólida y más completa.

Desde la perspectiva del clima, hemos de promover iniciativas de cuidado del entorno, de adaptación y mitigación  del cambio climático, de autoconsumo, de reducción de la huella ecológica, de tratamiento de residuos, de movilidad sostenible, de economía azul, de innovación y conocimiento.

Si avanzamos en la misma dirección proyectaremos una imagen de Gran Canaria como destino comprometido con la sostenibilidad y las generaciones futuras. Queremos que sea la seña de identidad del turismo en Gran Canaria.

Desde la visión de la cultura corporativa, tenemos que profundizar  en la importancia de que las empresas del sector tengan una organización fuerte e integradora, que incida en el desarrollo del talento y en la formación, en un entorno socialmente justo para los trabajadores y trabajadoras,  en la atención excelente al cliente, en la digitalización y en la adaptación a los nuevos contextos internacionales.

Al hablar de la comunidad, me refiero al ámbito social. El destino lo conforma no solo el operador turístico o el hotelero, todos los vecinos y vecinas de Gran Canaria forman parte de la experiencia. Su manera de interactuar con el turista condiciona la manera en la que nos recomendarán.

Por eso es importante que el sector tenga en cuenta a la sociedad canaria como un agente más para evitar situaciones de enfrentamiento o de malestar. La sostenibilidad debe ser presente y futuro de Gran Canaria. Nos merecemos vivir en el mejor lugar posible y este es un factor clave para seguir posicionados como uno de los mejores destinos turísticos del mundo.

Debemos construir una identidad turística integral. La atención al clima implica la adopción de prácticas sostenibles que preserven el entorno natural de nuestra isla. Esto no solo es esencial para seguir proyectando una imagen consolidada del destino a largo plazo, sino que también atrae a turistas que buscan experiencias en las que se respete el medio ambiente.

Las empresas turísticas que adoptan prácticas responsables y sostenibles, creando así una cultura corporativa desde dentro hacia afuera, no solo contribuyen al bienestar del destino, sino que también atraen a turistas que buscan apoyar negocios socialmente responsables.

Tenemos que impulsar una actividad turística más equitativa para seguir atrayendo a profesionales y trabajadoras y trabajadores que encuentren motivación y expectativas de crecimiento personal y profesional en el sector.

Me preocupa el alejamiento que estamos percibiendo en sectores jóvenes de los empleos turísticos. Es un fenómeno que no debemos descuidar porque, además, está relacionado con el crecimiento poblacional debido a la llegada de personas de otros lugares de Europa para ocupar los nuevos empleos que se generan. Esta reflexión general se concreta en multitud de medidas que implementan las administraciones públicas y la iniciativa privada.

Quiero destacar una reciente y que es coherente con los objetivos que he comentado. Me refiero a la Comunidad de Destinos Biosphere que es un sello de calidad medioambiental turística a nivel mundial y que Turismo de Gran Canaria promueve e impulsa. Desde 2021, Gran Canaria forma parte de la Comunidad de Destinos Biosphere impulsada por el Instituto de Turismo Responsable (RTI), entidad que certifica los esfuerzos que se realizan en la alineación del modelo turístico con la Agenda 2030 y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

El compromiso de los principales destinos por la sostenibilidad, el medio ambiente y la calidad de su oferta alojativa se ha convertido en un elemento decisivo en la reactivación de la industria turística tras la pandemia, porque es el cliente el que actualmente prioriza a la hora de buscar establecimientos sostenibles y busca una experiencia vacacional con una baja huella de carbono.

Hasta la fecha son 53 las empresas de Gran Canaria las que se han sumado a la iniciativa de Biosphere y se encuentran en el proceso de tramitar sus planes personalizados de sostenibilidad empresarial. Confío que aumentemos pronto estas cifras.

Tenemos la suerte, además de ser Destino Starlight, Reserva de la Biosfera, Patrimonio Mundial… de estar tramitando la declaración de Parque Nacional para Guguy, de ser la isla con mayor penetración de renovables o la que  más consume y produce  alimentos Km0…

En los estudios recientes promovidos por Turismo de  Gran Canaria, a través de encuestas de gasto, comprobamos que la sostenibilidad aún no es una cuestión determinante, pero sí un factor en crecimiento a la hora de la toma de decisiones de nuestros visitantes. Los turistas que visitan Gran Canaria ya incluyen el compromiso del destino con la sostenibilidad como criterio a la hora de elegir la isla para pasar sus vacaciones.

Según el Observatorio Turístico de Canarias, en su informe del último año 2022 sobre “Sostenibilidad del Turismo en Canarias”, el 68% de los turistas estaría dispuesto a gastar más en el viaje a cambio de reducir su huella de carbono. El 23% de ellos afirma elegir las opciones más sostenibles cuando reservan un viaje incluso si esto implica algún inconveniente.

La cuestión referida a sostenibilidad mejor valorada por los turistas es la tolerancia de la población local hacia el turismo (8,56). Le sigue la calidad del aire (8,39) y la calidad de vida que percibe en la isla (8,09), así como su limpieza (8,08). Otras valoraciones destacadas por parte del turista residen en la facilidad de movilidad en el transporte público (7,57), el consumo racional de agua (7,29) y el uso de energías renovables (7,10).

El horizonte de futuro nos obliga a incluir la sostenibilidad como elemento indispensable de supervivencia de quienes habitamos en Canarias, pero también de las empresas y actividades turísticas que son el motor de gran parte de nuestro desarrollo. Un objetivo estratégico de la ecoísla que defendemos.