UNA ISLA INTELIGENTE

En el pleno ordinario de septiembre de 2015, el Cabildo de Gran Canaria realizó una declaración institucional en la que valoraba el carácter estratégico de la iniciativa “Gran Canaria Isla Inteligente” y  reconocía la indudable contribución que supondría para el progreso, la calidad de vida y el bienestar de la sociedad grancanaria. Consideró el pleno en aquel entonces, a principios de este mandato,  el interés social y económico,  la relevancia tecnológica de la propuesta y su contribución a la mejora del modelo productivo, a la calidad y a la excelencia que harían posible que nuestra isla diera un salto digital significativo en este terreno.

La propuesta asumía que, desde mitad de la década de los 90, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han generado un aumento de la productividad y del crecimiento económico y que por ello se hacía imprescindible introducirlas en el proyecto global de desarrollo que tiene el Cabildo para esta isla, teniendo en cuenta que las TICS no son únicamente herramientas de información y comunicación sino que pueden, además, constituir un instrumento fundamental para superar las desigualdades, mejorar la calidad de vida de las personas que pueblan la Isla y suponer un aliciente más para las que nos visitan. Igualmente se valoraba su papel para superar los inconvenientes de la insularidad y, en la línea del Programa de Gobierno del Cabildo de Gran Canaria y con su visión de futuro,  impulsar iniciativas innovadoras en el ámbito de las TICS y al mismo tiempo un mayor desarrollo de la conectividad del territorio insular.

Con objetivos estratégicos bien definidos, el Cabildo preparó y presentó una propuesta a la convocatoria de ayudas para el desarrollo del Programa de Islas Inteligentes de la Agenda Digital para España promovida por Red.es, entidad pública empresarial del Ministerio de Industria, Turismo y Energía. Se planteaba como objetivos fundamentales limitar los efectos de los condicionantes insulares ligados a la accesibilidad de la información, a los servicios y a la movilidad;  desarrollar  infraestructuras básicas para optimizar la calidad de los servicios que se prestan a los ciudadanos y mejorar la competitividad económica de la isla; posicionar a Gran Canaria como destino turístico inteligente; contribuir al desarrollo de iniciativas a nivel municipal, proporcionándoles infraestructuras y desarrollando aplicaciones de carácter local. También mejorar el acceso de los datos para los ciudadanos y las empresas, poniendo a su disposición la información, mejorando de esta manera la accesibilidad de los ciudadanos isleños a los beneficios de la economía y la sociedad digital.

Otro de los objetivos estratégicos se centra en contribuir al desarrollo de un tejido empresarial y de empleo cualificado vinculado a las tecnologías de la información y a los contenidos digitales y al potencial de los recursos humanos de la isla, que servirá, además, de polo de atracción para el talento y las empresas en estos ámbitos tecnológicos. Se trata de convertir a Gran Canaria en referente y laboratorio de excelencia para experimentar y extraer soluciones tecnológicas extensibles a otros territorios insulares, nacionales y europeos, especialmente en aquellos relacionados con los Destinos Turísticos Inteligentes, como son las aplicaciones y tecnologías digitales aplicables al turismo, los recursos culturales, patrimoniales, paisajísticos, costeros y marítimos y obtener datos de interés que, tras su análisis, permitan disponer de información relevante para la toma de decisiones estratégicas (inversiones, desarrollo de nuevas infraestructuras, cambios de modelos, etc.).

Afortunadamente aquella iniciativa puesta en marcha a principios de este mandato se ha convertido en una realidad y el Cabildo de Gran Canaria cuenta en estos momentos con una partida económica de 10 millones de euros (aunque la cantidad definitiva se acercará a los 20) destinada a desarrollar este proyecto que nos va a permitir poner en marcha un amplio abanico de propuestas encaminadas a implantar en Gran Canaria las  tecnologías de la información y la comunicación para avanzar en el modelo de progreso ecosocial que pretendemos para nuestra isla ligado al desarrollo sostenible.

De esta manera, ya estamos en el proceso de ejecución de los proyectos que hemos incluido en esta primera fase de implantación y que les detallo:

AQUAGRAN: Con un presupuesto de 2,5 millones de euros tiene programado desplegar un conjunto de sensores, ubicados en las diferentes instalaciones insulares, encargados de la captación de datos procedentes de las conducciones de aguas para enviarlos a un ordenador central encargado de su almacenamiento, procesamiento y representación gráfica. Desde este punto se monitorizarán y gestionarán de forma fiable los datos recogidos por la red. Este sistema mejorará la gestión del agua y de las infraestructuras asociadas, permitiendo una detección precoz de las fugas, lo que supondrá  un ahorro energético y económico estimado en 1,2 millones  de euros anuales.

ALERTAGRAN es un sistema de detección y gestión de las emergencias de Gran Canaria que tiene como objetivo la implantación de un Sistema Integral de Vigilancia Forestal (SIVF) para la localización automática de los incendios forestales. Se basa en la detección térmica de puntos calientes y de columnas de humo mediante cámaras en el espectro visible e infrarrojo situadas en puntos estratégicos de la geografía insular. Incluye además videovigilancia y sensores meteorológicos; la creación de un Sistema Integral de Gestión Operativa (SIGO) para el control ejecutivo del CECOPIN, facilitando la recepción, despacho, seguimiento y bitácora de incidentes, unificando telefonía, radiocomunicaciones y geolocalización y disponiendo de un sistema de información geográfica (GIS) y capacidad para la grabación de las comunicaciones y los necesarios mecanismos de integración.

Los nuevos sistemas permitirán ganar en eficacia y eficiencia, permitiendo actuar con mayor agilidad y coordinación, lo que reducirá las consecuencias negativas de los incidentes. Además, proporcionarán un mejor análisis de la información recabada que facilitará la toma de decisiones operativas relativas a la detección de nuevas zonas de riesgo, la cobertura de áreas deficitarias de vigilancia y el desarrollo de nuevas infraestructuras y nuevas tecnologías de detección y monitorización, etc. Cuenta con un  presupuesto total de 3 millones de euros.

TRANSGRAN: Es un programa de información al viajero que lleva consigo el despliegue de un sistema  basado en paneles informativos en diversas paradas de la red de transporte público regular por carretera, para proporcionar al usuario una previsión de los tiempos estimados de la llegada de las guaguas a las paradas de su entorno, así como cualquier otra información relativa a la ejecución del servicio. Este sistema proporcionará datos reales y veraces de la ejecución del servicio, dotándolo de seguridad y confiabilidad, lo que mejorará la planificación de la movilidad a los usuarios y potenciará el uso del transporte público. Para hacerlo posible se destinarán casi dos millones de euros a su ejecución.

Igualmente se destinarán 6,5 millones de euros para la puesta en marcha de una Red para Autoprestación de Servicios de Comunicaciones Electrónicas que lleva consigo el despliegue de una red de fibra óptica con origen en el CPD del Cabildo que se extenderá por todos los municipios de la isla, alcanzando oficinas del Cabildo y ayuntamientos, así como infraestructuras estratégicas insulares (estaciones de guaguas, oficinas de turismo, estaciones de tratamientos de aguas, etc.). Tiene por objeto proporcionar conexiones de muy altas prestaciones entre sedes e instalaciones del Cabildo y de los ayuntamientos, constituyendo una infraestructura estratégica sobre la cual el Cabildo podrá desarrollar multitud de proyectos de carácter tecnológico y servicios asociados a la administración electrónica.

El programa incluye, además, el impulso de la iniciativa y el despliegue de la plataforma de Isla Inteligente, compuesta de hardware y software para la recogida, almacenamiento, gestión y tratamiento de datos, así como para la extracción de información y elaboración de informes y dispondrá de cuadros de mandos que permitirán una gestión y una toma de decisiones basadas en datos, así como el uso compartido de la información entre las distintas áreas del Cabildo, además de otras partidas destinadas a poner en marcha un portal web al que podrán acudir los ciudadanos para obtener información sobre el estado de las carreteras y del tráfico, incluyendo imágenes de las cámaras de control. También habrá una aplicación para el seguimiento de las obras que estén realizando los distintos servicios del Cabildo, que integrará flujos de trabajo, seguimiento de hitos, gestión de documentación asociada etc, y otras aplicaciones para optimizar la gestión y la experiencia de los usuarios en instalaciones deportivas del Cabildo y en los eventos de repercusión internacional que se celebran en la isla o para mejorar la experiencia del turista y la información de la que disponen los gestores del destino. Propuestas inteligentes para una Isla Inteligente.

SRES. HOYER, JUNCKER Y TAJANI: QUEREMOS RENOVABLES

Ante los intentos del Gobierno de Canarias de imponer el gas ciudad en nuestra Isla sin contar con la ciudadanía, los ayuntamientos o el Cabildo, me he dirigido a distintas instituciones de la UE para hacerles llegar la oposición del Gobierno de Gran Canaria a una iniciativa que vulnera los principios más elementales de sostenibilidad y cambio climático de la UE y para  expresarles nuestro compromiso ineludible y firme en la apuesta por políticas energéticas y sociales de vanguardia, con visión de futuro y adaptadas a las recomendaciones de la comunidad científica, de la Unión Europea y de Naciones Unidas. Este es el contenido literal.

Estimado Sr. Werner Hoyer,

Me dirijo a Vd. para trasladar la más profunda preocupación de la entidad que represento, tras conocer que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha otorgado un préstamo de al menos 125 millones de euros a la empresa privada REDEXIS para financiar la expansión masiva de nuevas estructuras de hidrocarburos (gas) en las Islas Canarias. En este sentido, le ruego intervenga para valorar y activar en consecuencia los oportunos mecanismos de la entidad financiera que preside a fin de reconsiderar dicho préstamo, dirigiendo este importante capital público hacia aquellas actividades que respondan positivamente a los tres principios fundamentales establecidos por el propio BEI. Como Vd. sabe, los objetivos prioritarios de la corporación que representa son: impulsar el potencial de crecimiento y empleo de Europa; apoyar medidas para mitigar el cambio climático y, en tercer término, fomentar las políticas de la UE en otros países. En consecuencia, entendemos que la decisión de sufragar con capital público europeo la actividad expansiva de combustibles fósiles en Europa -o en cualquier otro territorio del planeta-, vulnera los postulados del propio BEI por contravenir explícitamente los acuerdos internacionales de mitigación de Gases de Efecto Invernadero (GEI), afectando al tiempo los intereses presentes y futuros sociales, territoriales, económicos y medioambientales de Canarias y, por ende, de la Unión Europea.

La magnitud de la amenaza del calentamiento global en el planeta requiere potenciar con la máxima urgencia el desarrollo de energías renovables y, en esta prioridad, las instituciones públicas europeas desempeñan un papel decisivo por su necesaria contribución para implementar modelos energéticos limpios y sostenibles en todas las geografías de los Estados miembros.  Aunque las Islas Canarias poseen unas características climáticas excepcionales para el desarrollo de este tipo de modelos, la realidad actual (2017) cifra en un 92´3 % la cuota de generación eléctrica producida por combustión de hidrocarburos en el conjunto del archipiélago, generando, junto a las emisiones derivadas del tráfico rodado, marítimo y aéreo (más de 17 millones de turistas acudieron a las Islas en 2017) una de las más altas cotas de emisiones GEI de toda Europa. Esta huella de carbono es insostenible desde todas las perspectivas analizadas en las dinámicas de progreso de la Unión Europea, y aunque el grado de dependencia de los hidrocarburos podrá reducirse con la progresiva apertura de futuros parques eólicos proyectados en las Islas, la introducción del gas como fuente energética masiva representa un inaceptable freno a las fuentes renovables impidiendo al tiempo -sin ningún género de duda- alcanzar los objetivos de mitigación desde Canarias instados por la propia Unión Europea y por Naciones Unidas.

El acuerdo suscrito recientemente entre el BEI y REDEXIS, alude a que la inversión dirigida a expandir el gas en Canarias se enmarca en el denominado Plan Junker para impulsar la creación de empleo, el crecimiento y la competitividad en sectores energéticos, medioambientales y lucha contra el cambio climático, pero es evidente que la anunciada inversión del BEI choca frontalmente también con los principios fundamentales del mencionado Plan Europeo.  Como puede Vd. verificar, diversos países de la Unión Europea y grandes ciudades del continente abordan en la actualidad el progresivo cierre de plantas y redes de distribución de gas respondiendo a sus firmes compromisos de reducción de emisiones contaminantes, por lo que resulta muy difícil explicar y entender que en Canarias fomenten ustedes políticas antagónicas sobre tan denotados  y necesarios esfuerzos.

La inversión capitalizada por el BEI para crear redes de almacenamiento y distribución del gas aire propanado en Canarias, se sustenta, según el promotor REDEXIS, en una supuesta benignidad de este hidrocarburo al conllevar reducciones del 30% en las emisiones de CO2, del 20% de GEI, del 85% de partículas, del 50% de óxidos de nitrógeno y del 90% de óxidos de azufre con respecto a otros hidrocarburos. Sin embargo, aún otorgando validez a estos parámetros que en realidad no se cumplen, el aire propanado mantendría emisiones del 70% de CO2, del 80% de GEI, del 15% de partículas, del 50% de óxidos de nitrógeno y del 10% de óxidos de azufre con respecto a otros hidrocarburos.

Y expresamos que dichos parámetros no son correctos porque los datos expuestos por los promotores están determinados exclusivamente por las emisiones derivadas de la combustión, excluyendo los cómputos de emisiones generadas en los procesos de extracción, procesamiento, transporte y distribución del hidrocarburo en cuestión. Desde la perspectiva económica, debe Ud. Saber que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), organismo público español, ha rechazado, en un informe del pasado 7 de septiembre, la viabilidad de la regasificadora de Tenerife “hasta que no se disponga de las mencionadas garantías de uso de la planta y de los correspondientes estudios económicos que comprueben la sostenibilidad del sector del gas natural tras la gasificación de las Islas Canarias”.

Es evidente que la inversión de REDEXIS, que podría alcanzar los 500 millones de euros solo en la canalización del gas en decenas de municipios isleños, será finalmente sufragada por la ciudadanía canaria mediante un proceso inherente de endeudamiento durante décadas, incluyendo el riesgo de que, en caso de déficit futuro de la operación, los sobrecostes se cargarían también a los usuarios contractuales del gas en primer término y a los no usuarios en segundo término, como ha sucedido en el caso de la Plataforma Castor (Castellón/Tarragona, España) que el BEI conoce con precisión. También debe Vd. ser informado que la rentabilidad de esta operación debe ser evaluada en relación al volumen de consumidores que decidan contratar voluntariamente el gas en sus domicilios o empresas, y este dato ni está determinado en la actualidad ni puede estimarse porque no existe obligatoriedad para ser contratado; considere Vd. en este contexto que, un número también indeterminado pero importante de usuarios, rechaza hoy este modelo energético en Canarias por razones económicas, de seguridad y medioambientales. En este sentido, es destacado informar que en Canarias no existe, a diferencia de otros territorios continentales europeos, ninguna red tradicional a gran escala de suministro de gas natural o aire propanado, por lo que acometer esta infraestructura en el Siglo XXI cuando las políticas inducen y exigen reducir y eliminar hidrocarburos, es del todo contradictorio y perjudicial. Y especialmente contradictorio en un territorio como las Islas Canarias, dotado de una de las más elevadas riquezas ambientales por su biodiversidad, de un elevado potencial de fuentes renovables y, obviamente, expuesto a serias fragilidades y vulnerabilidades derivadas de los efectos del calentamiento global. Como Usted bien sabe, la política energética de la Unión Europea para las islas de las Regiones Ultraperiféricas, prioriza en el uso de energías limpias para reducir su dependencia de los combustibles fósiles, resultando a todas luces un contrasentido que desde la Unión Europea y desde el Banco Europeo de Inversiones se sufrague una nueva infraestructura de gran magnitud para almacenar, procesar, distribuir, consumir y quemar más combustibles fósiles.

El Banco Mundial anunció el pasado mes de diciembre en París su compromiso para abandonar la financiación de operaciones de exploración y explotación de hidrocarburos a partir del próximo año 2019, por lo que instamos al Banco Europeo de Inversiones a promover de forma efectiva una senda homóloga de reducción de causas y efectos del cambio climático, focalizar sus inversiones energéticas a las fuentes sostenibles, limpias y renovables, y rechazar con firmeza el respaldo a intereses privados sustentados en la producción y comercialización de combustibles contaminantes con inevitable proyección de declive.

Somos muy conscientes del relevante papel del Banco Europeo de Inversiones en el diseño, avance y consolidación de políticas sociales para beneficio de la población europea, y por ello traslado nuestra más sincera y abierta disposición a cooperar con la entidad que representa en la consecución del conjunto de tan trascendentes objetivos.

Atentamente,

Antonio Morales Méndez
Presidente del Cabildo Insular de Gran Canaria

CC:

Mr. Jean-Claude Juncker, Presidente de la Comisión Europea
Mr. Antonio Tajani, Presidente del Parlamento Europeo

LA TRAMPA DEL AIRE PROPANADO

El viejo mundo de las industrias ligadas a los combustibles fósiles se resiste con fuerza a ceder el paso a la implantación de las renovables y a perder el control sobre un sector estratégico para el desarrollo de la humanidad.

He escrito muchas veces acerca de la existencia de una guerra civil mundial en torno a las energías. El viejo mundo de las industrias ligadas a los combustibles fósiles se resiste con fuerza a ceder el paso a la implantación de las renovables y a perder el control sobre un sector estratégico para el desarrollo de la humanidad. Les importa un comino el calentamiento global, el cambio climático y sus consecuencias para el planeta y su biodiversidad. Se me cae el alma a los pies al oír las palabras del primer ministro de Antigua y Barbuda   El continente europeo no es ajeno a esa contienda. Y mucho menos España. Los lobbies energéticos en este país consiguieron que el ministro José Manuel Soria suprimiera con carácter retroactivo las ayudas a las renovables, mientras las mantenía para el carbón y el gas, eliminara las ayudas de futuro para las energías limpias y articulara una serie de medidas (se popularizaron como un “impuesto al sol”) para poner trabas al autoconsumo, obstaculizando así la democratización de las energías, al contrario de lo que sucede en Alemania donde  el 51% de la electricidad verde se produce en los hogares.

Un sector especialmente beligerante en estos momentos en el mundo, y de manera significativa en Europa, es el gasista. Las campañas para vendernos la inocuidad del gas -algunos lo tildan con desfachatez de limpio y renovable- y su necesidad como elemento de transición se multiplican cada día. Y mueven miles de millones y no se paran en comprar, captar o  doblegar voluntades públicas y privadas.

Hace unas semanas escribí cómo el Banco Mundial acababa de anunciar que ya no va a financiar más inversiones que tengan que ver con los combustibles fósiles. Esta misma entidad hacía al tiempo un llamamiento a acabar con la hipocresía de señalar las bondades de las renovables con una mano y con la otra apostar por energías fósiles contaminantes como el carbón, el fuel o el gas. Y que, además del BM, se habían pronunciado en ese sentido la Unión de Bancos Suizos y Morgan Stanley y Bloomberg New Energy Finance y Enel e Iberdrola y Christine Lagarde, directora del FMI, y el Tribunal de Cuentas Europeo y la Agencia Europea del Medio Ambiente y el Tyndall Center For Climate Research y la Universidad de Teesside y el Observatorio de la Deuda de la Globalización y Ámsterdam, Noruega, Nueva York, Oslo, Ciudad del Cabo, Paris y tantas otras ciudades y la propia Comisión Europea con el manifiesto de La Valetta “Energía limpia para las islas”…

Pues bien, a pesar de todo esto, de que los científicos, los medioambientalistas, el sistema financiero y la ciudadanía asumen que el hoy y el mañana tienen que ser renovables y a pesar de que la CNMC y la asociación española GasINDUSTRIAL consideran que no existe estudio económico alguno ni demanda real, el Gobierno de Canarias lleva mucho tiempo empeñado en imponer regasificadoras y ahora, atendiendo a algunos sectores minoritarios, el aire propanado. Se empeña y se hace la foto con Redexis en la firma de un crédito del BEI para implantarlo en Canarias.

Y este empeño con el aire propanado tiene su intríngulis. Más allá de los intentos de colocar gasificadoras en las dos islas capitalinas y de meter aquí el gas, mientras se cierran centrales en la península, y más allá de la estupidez de considerarlo un combustible limpio y de transición, haciendo  una inversión multimillonaria que habría que amortizar impidiendo la penetración de las renovables, lo del propano y el aire propanado tiene otra historia detrás. Voy a intentar describirla brevemente.

Una parte de las industrias y la mayoría de los restaurantes y hoteles de las islas han venido utilizando hasta este momento el butano o el propano para sus instalaciones, aunque afortunadamente algunos han comprobado las bondades de las renovables, -en precios, en menos riesgos y en menos contaminación- optando por la biomasa endógena, la aerotermia, las bombas de calor o la geotermia de baja entalpía, entre otras. El propano y el butano lo suministra Disa en régimen de monopolio a un precio de alrededor de 1.800 euros la tonelada. Carísimo y sin duda restando capacidad de competitividad a las empresas canarias. Ni las protestas en voz baja de los industriales ni las demandas de los gobiernos de turno dieron resultados para que Disa reconsiderara sus precios, aunque ahora está ofreciendo reducciones de hasta un 30%  a muchos de sus clientes.

Es en este escenario cuando surge el aire propanado como alternativa más barata que el propano aunque tiene casi el 50% menos de poder calórico, lo que se podría traducir en un ahorro de un 30% para los clientes.

Viéndolas venir, DISA le compra a Endesa la concesión de distribución del gas y el aire propanado para el sur de Tenerife (industrias y hogares) pero ella sigue suministrando propano y butano. Por supuesto a ningún ciudadano de Adeje se le ocurrió solicitar el enganche al aire propanado como reconoce la misma empresa. Aunque Disa tampoco hizo ningún esfuerzo especial por incentivarlo. Interviene entonces el Gobierno de Canarias y saca a concurso la distribución del aire propanado para Canarias, pero no solo para las industrias, lo hace también para permitir la implantación del gas ciudad en distintas localidades del Archipiélago. Y en la valoración del concurso prima entonces la construcción de redes por todas las islas, aún sabiendo que en Adeje, que de alguna manera podría verse como una experiencia piloto, no había habido demanda de los hogares para su implantación. Utilizan a la ciudadanía, a espaldas de sus ayuntamientos, para permitir que las empresas que opten al concurso se inventen miles de kilómetros de tuberías para alcanzar mayor puntuación. De esta manera Gas Natural o Redexis, por citar algunas, se han ido haciendo con las autorizaciones para instalar el aire propanado en industrias y hogares de Canarias. Sin ningún plan energético que lo avale, sin planes territoriales, sin cumplir con los planeamientos municipales, sin cartera de clientes en las ciudades… Pero Disa descubrió la trampa y lo ha recurrido.

¿Y por qué es más barato el aire propanado si su elaboración a partir del petróleo es más cara? Ah, ahí está el meollo. Porque está subvencionado. El propano no está regulado, pero el aire propanado sí que está regulado por el Estado como la Tarifa de Último Recurso (TUR) o el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC). Y entonces el precio del aire propanado lo paga una parte el consumidor y la otra va al déficit de tarifa del gas que pagamos todos los españolitos de a pie en nuestros recibos.

Se trata entonces de una operación contra DISA para beneficiar a un grupo de empresarios más o menos numeroso (no todos los empresarios están a favor, hay algunos polígonos industriales que se niegan a que se instale el aire propanado) implicando en la operación a la ciudadanía en general. Y de paso montando infraestructuras que faciliten posteriormente la entrada del gas. Si hubiese otro proveedor de propano que compitiera y abaratara los precios esto no hubiese sucedido.

Y nos dicen que el gas (así, de manera genérica) está presente en la mayoría de las ciudades españolas. Es verdad, en el 80%, pero también es cierto que no lo utiliza ni el 30% de la ciudadanía. Tiene sentido para la calefacción que aquí no usamos, pero en la mayoría de las casas peninsulares se está optando por las bombas de calor o la aerotermia, mucho más baratas, menos peligrosas y menos contaminantes. Para la calefacción y para el aire acondicionado.  Pero ya he dicho también que todo esto es una tomadura de pelo. Que el gas sube y sube cada año (un 6,2% en 2017). Que terminaremos pagándolo al mismo precio que el fuel y que hoy es más barato porque está subvencionado y los peajes de la energía eléctrica son mucho más altos. Como lo es también la afirmación de que es menos contaminante ya que desde su extracción y resto del proceso libera metano, ochenta veces más inductor del calentamiento global.

Y esto también lo sabe el Ministro Álvaro Nadal y siendo consecuente se le ha ocurrido proponer recortes  de más de mil millones en tres años en la retribución a las redes de gas en España. Y ha hecho saltar todas las alarmas del lobby.  Goldman Sachs  (uno de los causantes de la crisis global, empleador de Mario Draghi hasta que lo pusieron de mandamás del Banco Central Europeo y participante de Redexis), JP Morgan, Allianz, CPPIB, GIP, fondos estatales de China y Abu Dabi, Gas Natural, Naturgas, Redexis y Madrileña de Gas y otros han lanzado una ofensiva contra él.  Y es que como plantea Expansión, lejos de alcanzar un equilibrio económico, el déficit del gas en España en estos momentos no deja de aumentar  siendo de 27 millones en 2015, de 90 millones en 2016 y de 120 millones en 2017. Y dicen que solo con el anuncio del Ministro ya han perdido 3.200 millones de euros en la Bolsa. Y aún así muchos ignorantes (de los que ignoran las cosas) se empeñan en introducirlo en Canarias ¡para abaratar los costes y la contaminación! Y mientras las renovables despacito, como canta Luis Fonsi.

Todo el mundo reconoce que las infraestructuras gasistas están sobredimensionadas en España pero insisten e insisten en abrir nuevas puertas a su penetración. ¿Y saben cuál es una de las causas? Pues que una buena parte de estas decisiones las toma un organismo europeo llamado ENTSO-G, una coalición europea de operadores de transporte de gas en la que participa la española Enagás. Ellos se lo guisan y ellos se lo comen. Se inventan la necesidad, programan las inversiones y las realizan ellos después. A cualquier precio. Todo muy limpio, renovable y transparente. Ah, se me olvidaba, y de transición.

UN BIENIO PARA HONRAR A GALDÓS

Fuera de las islas, investigadores del mundo entero, ajenos a las dudas sobre la canariedad de Galdós, siguen afirmando la valía de este novelista,  refundador, tras Cervantes, de la novelística hispánica.

En este 2018 se cumplen 175 años del nacimiento de Galdós. Dentro de dos años, en 2020, se cumplirá el primer centenario de su fallecimiento. Hace unos días presentamos una síntesis de la programación del Cabildo de Gran Canaria para la celebración del bienio galdosiano. Constituye ésta una convocatoria central en nuestra acción de gobierno por la proyección internacional de don Benito, por la responsabilidad que tenemos como Gobierno de la isla donde nació y porque somos conscientes de la demanda académica y social para subrayar estas efemérides. Por eso el Cabildo ha decidido poner en marcha una comisión de trabajo en la que estén presentes, además de esta institución, el Gobierno de Canarias, el Gobierno español y la ULPGC… Es el momento de desplegar distintas iniciativas que refuercen en la conciencia de los grancanarios y grancanarias, de toda la ciudadanía de estas islas, la proyección de este maestro de las letras universales.

Galdós nos convoca de nuevo para rehacer el camino que él emprendió a bordo de una escritura luminosa y realista descubriéndonos una forma nueva de mirar el tiempo que le tocó vivir. Gran Canaria acoge y revive en la conmemoración de este bienio todo el potencial que contiene la obra de este testigo excepcional del siglo XIX español y de los intentos de cambio de régimen que supuso el final de ese siglo y el comienzo del XX.

Visto con la distancia de las décadas y de los siglos, nos provoca cierta sorpresa que al hombre que quebró los límites de la novela en el siglo XIX junto a autores como Tolstoi, Dostoievski o Balzac le fuera negado el Premio Nobel por las presiones que llegaron desde la propia España. Sin embargo, el juicio del tiempo ha demostrado una vez más estar por encima de las envidias y las miserias humanas. Espero que la celebración de este bienio nos sirva también para reflexionar sobre el destino de los intelectuales que no son dóciles al régimen o a los poderes del momento. Afortunadamente don Benito no se amilanó y mantuvo el compromiso social y político liberal y republicano hasta los últimos días de su vida.

Y esta celebración nos debe animar a revisar  su legado y tal vez a realizar el viaje inverso al que él anduvo. A mirar con sus ojos y con sus criterios a nuestra sociedad actual y comprobar una vez más la plena vigencia de su obra. Porque la irresistible fuerza y la actualidad de la escritura y el pensamiento galdosiano traspasa las barreras del espacio y el tiempo. 

Hay un antes y un después de Galdós. De hecho, se considera que su influencia en las letras hispanas se sitúa a escasa distancia de la ejercida por Cervantes. Sin embargo, su grandeza radica también en la humanidad, la compasión y el compromiso social que traspiran sus palabras. Muchas de estas palabras resuenan actuales en nuestros días y provocan un eco que agita nuestras conciencias, porque buena parte de sus denuncias relacionadas con situaciones sociales y políticas siguen tristemente vigentes y contra ellas nos enfrentamos aquellos y aquellas que desempeñamos tareas de responsabilidad en las instituciones públicas. En este sentido, Galdós es un faro, una inspiración y un recordatorio constante sobre la necesidad de luchar contra las desigualdades sociales. Ningún autor de su época, y muy pocos en la actualidad, han demostrado esa empatía hacia sus personajes y por extensión hacia sus congéneres. De este modo, Galdós nos marcó un camino a seguir. Como cuando señaló que la marginalidad no es otra cosa que “una extraordinaria falta de oportunidades y de educación”.

El mismo veredicto del tiempo del que hacía referencia un poco antes ha dejado enterradas y convertidas en polvo las críticas de algunos que le tildaron de provinciano, precisamente a él, el más viajado y abierto al mundo y a las novedades de los escritores españoles de su generación. En esta apertura de miras se adivina la herencia grancanaria y canaria, donde el océano ofrece un horizonte amplio y despejado que invita a descubrir, a imaginar y a inventar.

Hace 25 años, en 1993, durante los actos de celebración del 150 aniversario del nacimiento de don Benito Pérez Galdós, organizados por la Casa Museo natal que regenta este Cabildo, el conferenciante invitado, el eminente poeta y estudioso Manuel González Sosa, disertó sobre las raíces canarias de nuestro escritor. Se lamentaba entonces, en aquella conferencia publicada poco después  por el Cabildo, de la leyenda negra sobre la negación de sus orígenes: “Todavía circula –decía González Sosa-, la noción de un Galdós despegado de su tierra y no sólo en ambientes donde las cosas así son esperables por ignorancia o por motivos interesados. Acabar de una vez con este estado de opinión es acabar con una injusticia; objetivo que por sí mismo merece cualquier esfuerzo, y objetivo, también, que, de ser alcanzado, supondría la eliminación de prejuicios y reservas que en algunos casos, aunque parezca mentira, están siendo un obstáculo para acceder al conocimiento y la frecuentación de Galdós”.

Por suerte, cada vez está más lejos ese tópico, y las nuevas generaciones de canarios y canarias ya no arrastran ese lastre infundado. Galdós, más que nunca, está presente en nuestra sociedad: se reedita, se lee y se investiga. Se reedita entre otras iniciativas gracias a este Cabildo, que ha publicado, en un esfuerzo titánico de 24 volúmenes, gran parte de su producción; y se hace porque hay un interés mundial en su obra que queremos satisfacer, a la vez que vincular con sus raíces grancanarias. Se lee, pues sus textos están en los programas educativos, en los currículum universitarios y son objeto de múltiples iniciativas de animación lectora o creación literaria. No olvidemos la ingente labor que realiza la Casa Museo Pérez Galdós a través de su Departamento Educativo, que difunde su obra a miles de estudiantes de todos los centros de la isla. Y se investiga, en fin, en los congresos galdosianos celebrados en su Casa Museo y a través de los trabajos de nuestros profesores universitarios y no universitarios.  Apoyaremos desde la institución insular y en colaboración con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, a través de la Cátedra Pérez Galdós, las propuestas que profundicen en este objetivo.

Fuera de las islas, investigadores del mundo entero, ajenos a las dudas sobre la canariedad de Galdós, siguen afirmando la valía de este novelista,  refundador, tras Cervantes, de la novelística hispánica. Una prueba de ello es la última edición, la undécima, del prestigioso Congreso Galdosiano, celebrada el mes de junio pasado con la presencia de investigadores de universidades de Estados Unidos, Japón, Alemania, Bélgica, Costa de Marfil, Canadá, Holanda, Italia, México y Reino Unido, además de los llegados de toda España.

De acuerdo con esta relevancia se ha elaborado una programación inicial del bienio muy sugerente. Por supuesto, no está cerrada, pero hemos querido trasladar a la sociedad que estamos trabajando en ello, que se ha avanzado mucho y que algunos pasos de los que se han dado tienen una singular trascendencia.

Ha sido trascendente la adquisición de cuatro manuscritos originales de sus Episodios Nacionales: “Un faccioso más y algunos frailes menos” (1879), “Zumalacárregui” (1898), “Mendizábal” (1898) y “Los Ayacuchos” (1900) se suman a los 33 manuscritos y 52 pruebas de imprenta de obras de Galdós que poseemos en la Casa Museo. Solo nos supera la Biblioteca Nacional de España en la disposición de este fondo documental. Con estos 4 manuscritos ya están en poder de las instituciones públicas (en este caso la Biblioteca Nacional y la propia Casa Museo), las series 2 y 3 completas de los Episodios Nacionales. Y, por supuesto, este tesoro está a disposición de los investigadores de todo el mundo, que tienen que pasar de un modo u otro por nuestro Museo. Sin duda expresan la madurez cultural de nuestro pueblo que se mide también por la conservación de su patrimonio

Asimismo consideramos de especial relevancia la convocatoria del Premio Internacional de Novela Benito Pérez Galdós, dotado con 15.000 €, lo que lo convierte en el premio de novela mejor dotado de Canarias. Será bienal y se convocará en los próximos meses. La novela ganadora se publicará en 2019.

Y no es menos importante la producción en versión sinfónica de la ópera “Marianela”, escrita por Jaume Pahissa, basada en la obra de Galdós con adaptación de los hermanos Álvarez Quintero, que fue estrenada en 1923 en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona. La Orquesta Filarmónica de Gran Canaria será la encargada de interpretar la obra.

Por supuesto, la programación no se queda aquí. Editaremos libros, apoyaremos iniciativas privadas ya en marcha, de enorme interés, que por su envergadura abarcarán todo el bienio, habrán distintas propuestas didácticas, representaciones teatrales de obras galdosianas, conferencias, investigaciones, series de TV, documentales, conferencias, talleres con dramaturgos nacionales e internacionales…

Y se trata solo de un avance, insisto… seguiremos trabajando en ampliar el programa de propuestas a desarrollar. Estas acciones aunque tienen como eje vertebrador la Casa Museo natal del novelista no se van a  limitar a este centro, sino que involucran a otras áreas y espacios del Cabildo. Se hacen para rendir homenaje a nuestro escritor pero también van a servir para proyectar a Gran Canaria ligada a su figura.