¿QUIÉN VA A PAGAR EL CAPRICHO DEL GAS?

El informe de la CNMC sostiene -aquí está la clave- por un lado, que no existe un compromiso de la compañía suministradora de energía a las islas (Endesa-Unelco) de que va a consumir el gas que producirá la gasificadora y, por otro,  que no se dispone de un estudio económico real sobre la propuesta.

El pasado 13 de octubre conocimos en Canarias que la Comisión Nacional de Mercados y Competencia había decidido negar la autorización a Enagás, a través de su sociedad Gascan, para poner en marcha las obras de la regasificadora de Granadilla, en las Islas Canarias. La CNMC nos decía en su informe que «no se considera conveniente tomar, en estos momentos, la decisión de autorizar la construcción de la Planta de GNL de Granadilla (Tenerife), hasta que no se disponga de las mencionadas garantías de uso de la planta, y de los correspondientes estudios económicos que comprueben la sostenibilidad económica del sector del gas natural, tras la gasificación de las Islas Canarias».  El consejo de la CNMC considera necesario realizar una actualización del documento de Planificación de los Sectores de Electricidad y Gas 2008-2016, recogiendo un análisis de la demanda de gas prevista, las características de dicho mercado y la viabilidad económica de las inversiones a realizar. Dado el tiempo transcurrido, es posible, en opinión del supervisor «que hayan podido quedar desfasados en relación con las necesidades y los planteamientos actuales sobre la energía en las Islas Canarias, sobre todo teniendo en cuenta que en dicho periodo ha habido cambios muy sustanciales en la economía y en el sector energético en general». El informe de la CNMC sostiene -aquí está la clave- por un lado, que no existe un compromiso de la compañía suministradora de energía a las islas (Endesa-Unelco) de que va a consumir el gas que producirá la gasificadora y, por otro,  que no se dispone de un estudio económico real sobre la propuesta.

En aquellos días escribí un artículo sobre este tema (Un gas inviable) en el que preguntaba quién iba a pagar el empecinamiento del gas y relataba como el Gobierno había salido al paso defendiendo el despropósito de este combustible fósil con afirmaciones que pretendían minusvalorar o cuestionar el informe del órgano regulador. Se trataba -según ellos-  de meras correcciones a los documentos presentados que se aportarán de inmediato. Y no paran. Y un día tras otro insisten en la matraquilla del gas.

Pero el informe de la CNMC no es un hecho aislado. Sus tesis las defiende hasta el propio sector del gas. GasINDUSTRIAL es una asociación que en su web afirma que su objetivo fundamental se centra en la importancia del “factor gas” para la competitividad, como componente determinante en los costes industriales y en ser representante e interlocutor de referencia de los intereses de los consumidores industriales de gas para lograr un gas industrial competitivo. Su fin -afirman- es conseguir y mantener un precio de gas competitivo para la industria mediante el  desarrollo de los mercados, una infraestructura adecuada y peajes eficientes, que darán lugar a precio y condiciones de suministro de gas similares a las de sus homólogos europeos.

Pues bien, Juan Vila, presidente de GasINDUSTRIAL, publicó  el pasado 27 de octubre en El Periódico de la Energía, un artículo absolutamente esclarecedor y, curiosamente, coincidente en buena parte con lo que yo escribí en mis dos últimos artículos sobre el intento de endilgarnos sí o sí el gas en Canarias. En “En esta piedra, ya tropezamos”-así se titula su artículo- Juan Vila empieza haciéndose dos preguntas: “Primera cuestión: ¿Para quién se construyeron en España, en la última década, tres centrales de descarga de GNL (Gas Natural Licuado)? Respuesta: para las más de sesenta centrales de ciclo combinado también recientemente construidas para producir electricidad y, dicho sea de paso pero no menos cierto, para satisfacer “la vanidad” de algunas autonomías afanadas por contar “con todo de todo” en su territorio. Fue el pernicioso fenómeno del “yo también quiero una”… Segunda cuestión: ¿Y quién paga la amortización, mantenimiento y operación de estas plantas? Pues bien, debido a la crisis y al aumento desbocado de las renovables, hoy la mayoría de estas centrales no funcionan o funcionan muy poco. La producción de electricidad a partir de gas representa únicamente el 20% del consumo de gas, mientras que la previsión contemplada en su momento era del doble -ya alcanzado en 2008-, o incluso del triple. Así es que quien paga todo esto no son los ciclos para los que se construyeron estas instalaciones. Estas infraestructuras las pagan en primer lugar los que no las necesitaban en absoluto, o sea la industria, cuyo consumo de gas supone el 60% del total del país. Tenemos seis centrales de Gas Natural Licuado cuando con dos o tres estaríamos sobradamente bien servidos hasta el año 2030.(…) Tanto técnicos como políticos cometieron el error de planear este asunto erróneamente. Decidieron construir muy por encima de las necesidades del país lo que está costando a la industria miles de millones de euros en costes y la subsiguientemente pérdida de competitividad. Decisión errónea de nefastas consecuencias para la industria. Quienes la tomaron, se han quedado tan anchos. La factura la pagan otros.”

Y continúa el presidente  de GasINDUSTRIAL: “Todo este largo preámbulo, necesario, créanme, viene a cuento por el hecho de que Canarias quiere ahora instalar su propia planta de Gas Natural Licuado para poder descargar y regasificar GNL para la producción de electricidad. El presupuesto de la planta de Granadilla, en Tenerife, es ahora de 192 millones de euros, aunque hay presupuestos de hace años que calculaban su coste en 2008 en hasta 345 millones. Como soy un desconfiado irredento, me inclino a pensar que la factura será mayor cuando la planta esté finalizada en función de muchas y variadas causas que, seguro, se justificarán sobradamente. Además, la responsabilidad de posibles errores de presupuesto será automáticamente trasladada, no a los que los cometieron, sino a los sufridos pagadores del sistema gasista. GasINDUSTRIAL defiende el consumo de gas competitivo para la industria. El gas es un combustible absolutamente necesario para completar los vacíos de producción cuando no hace sol o no hay viento. Estamos de acuerdo en que una planta se construya siempre que haya consumo suficiente y si el sistema eléctrico o el presupuesto del Estado se hiciera cargo del coste de la inversión y de la operación.”

Y sigue diciendo en su artículo Juan Vila: “En este país nunca más puede volver a ocurrir que los costes de las infraestructuras gasistas para producir electricidad sean costeados por la industria como ha ocurrido en el pasado y como ocurre ahora. Ya es hora de que cada palo aguante su vela. No podemos tropezar en la misma piedra. Por tanto y en referencia al proyecto de la central de Granadilla, antes de volver a cometer un error garrafal, deben tenerse en cuenta cuatro premisas. La primera que debe volver a rehacerse la previsión de consumo de gas para Canarias teniendo en cuenta el incremento de renovables en el horizonte y el futuro aumento de la eficiencia en todos los procesos de consumo de gas y electricidad. La segunda, que solo debería construirse la planta si existiera justificación de negocio y siempre en el formato hoy más económico del mercado. En tercer lugar, en el caso de aprobación de este proyecto por otras razones que no sean las de estricta rentabilidad, los costes de la infraestructura y de la operación deberían pasarse a los presupuestos generales del Estado. O bien los costes de la posible instalación y operación deben ser pasados, no al sistema gasista, sino al eléctrico. Y cuarto, los costes no deben ser pagados por el sistema gasista porque al consumidor industrial no le quedan espaldas para cargar con más de lo que ya, e injustamente, se le ha cargado. Y luego dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Pues en esta sí, en esta piedra ya tropezamos antes.” Más claro, agua. Lo terminaremos pagando cada uno de los españolitos de a pie.

Corporate Europe Observatory es un ente que viene denunciando las prácticas ligadas a los trust políticos económicos para imponer el gas desde hace muchos años. Según este observatorio, el lobby del gas europeo cuenta con más de 1.000 grupos de presión en sus nóminas y han empleado para obtener sus fines más de 100 millones de euros solo el año pasado. Afirman que algunos de los que más gastan son Shell o ExxonMobil. Tiene que ver eso exactamente con los continuos mensajes del gas como elemento de transición a las renovables (¿les suena?), el gas como combustible más limpio o el gas más barato que el fuel… cuando según la modelización de la propia UE, Europa ya tiene suficiente capacidad para cubrir la demanda de gas hasta 2040 sin construir nuevas infraestructuras.

Lo he repetido mil veces y lo vuelvo a repetir: Las grandes productoras de petróleo y gas no escatiman esfuerzos una y otra vez para impedir que se incentive la producción de renovables y el aumento de la eficiencia energética. Y es en España donde mejor apoyo han encontrado sin ninguna duda. Y eso a pesar de que su implantación está siendo ruinosa. Desde 2002 hasta 2011 en España se instalaron 67 plantas de ciclo combinado con una inversión de más de 13.000 millones de euros. En los últimos años su producción ha caído en un 72%. En la actualidad distintas plantas instaladas por toda la geografía peninsular se han tenido que parar (Huelva, Castellón,… ). Red Eléctrica plantea que se deberían cerrar al menos diez ciclos combinados nuevos. Que sobran 6.000 MW de gas. La planta regasificadora de El Musel, en Gijón, se inauguró y ni siquiera se ha puesto en funcionamiento… Según la CNMC se deberían cerrar distintas plantas de ciclo combinado porque muchas de ellas no han funcionado ni al 10% de su capacidad y porque sería más rentable sustituirlas por renovables. Según un informe de UBS, Europa podría cerrar en los próximos dos o tres años un total de 127 gigavatios de carbón y gas. Y mientras se está pidiendo al Estado más de 1.400 millones de indemnización por el cierre de plantas…

En definitiva. Seguimos a la cola en renovables en Canarias y el gas no puede ser un elemento de transición porque, como está sucediendo en España, si penetraran las renovables no se amortizarían las plantas en las que van a invertir una millonada; la contaminación con las regasificadoras sigue siendo muy alta y peligrosa; el precio del fuel y el gas se equipara cada vez más; no existe un estudio de viabilidad económica; no se dispone de un compromiso de compra del gas que se producirá en la regasificadora (Enel ha anunciado, además que va a cerrar todas sus plantas termoeléctricas para 2035)… pero todos están seguros de que el Ministerio autorizará la planta de gas en Tenerife. Y puede ser que sea así, aunque el regulador, los industriales del gas y el sentido común opinen lo contrario.

 

LA CORRUPCIÓN Y LA PATRIA

Al PP se le llena la boca diciendo que siempre hay que actuar de acuerdo con la Constitución y con las leyes. ¿En qué parte de ellas se permite el robo?

El intento de la Generalitat catalana de alcanzar la independencia le ha venido muy bien al PP para ocultar sus miserias. Un amplio sector de la ciudadanía ha visto nacer o renacer su fervor patrio y ha blandido la bandera rojigualda como reafirmación de sus deseos de unidad frente al desafío independentista catalán y en el fragor del momento ha olvidado que la Patria es también impedir que se esquilme al Estado llevándose el dinero para los paraísos fiscales para no pagar impuestos que ayudarían a levantar su país (en estos días hemos conocido una nueva lista de defraudadores) o que se sigan abriendo brechas de desigualdad social… Y, por supuesto, no aceptar que nos roben. Que la corrupción no campe a sus anchas por el corazón del Estado. Que la Patria no se construya sobre la corrupción. Pero no salimos a la calle para denunciarlo, ni votamos en consecuencia, ni utilizamos las banderas para expresar nuestra repulsa… Como si no fuera con nosotros. Ni con la Patria.

Lo cierto es que, difuminados tras las constantes informaciones, debates, tertulias y demás…sobre Cataluña y su proceso independentista, esta semana hemos conocido datos, que han pasado muy pero que muy desapercibidos, sobre la podredumbre que anida en el seno del PP. La fiscal anticorrupción Concepción Sabadell afirmó el pasado 24 de octubre, en el juicio del caso Gürtel, que “la existencia de la “caja B” del PP” ha quedado “plena y abrumadoramente acreditada” tras la vista oral, que comenzó en octubre de 2016. Y remarcó la idea de que el partido, como persona jurídica, obtuvo  beneficio de los delitos atribuidos a la red corrupta de Francisco Correa. La fiscal repitió no menos de cinco veces en su alegato que esa “caja B” ha quedado “plena, abrumadora y constantemente acreditada”. Aunque la contabilidad paralela va a ser objeto de otro juicio, todavía pendiente de fecha, Sabadell recordó que en esta vista oral era “necesario y fundamental” estudiar su existencia.

También el inspector jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional que investigó el caso Gürtel, Manuel Morocho Tapia, ha sido claro en la Comisión del Congreso que investiga la financiación ilegal del PP celebrada la semana pasada, afirmando que Mariano Rajoy y el conjunto de los secretarios generales del PP recibieron «indiciariamente» dinero de la “caja B” del PP. A preguntas de la diputada de Unidos Podemos, Carolina Bescansa, Morocho aseguró que existen «indicios» de que la estructura del PP «respondía al perfil de una organización delictiva» por sus operaciones en la trama Gürtel, que además calificó como «corrupción en estado puro”.

Durante su intervención, Bescansa le preguntó por los receptores de pagos de la caja B que aparecen en los papeles de Bárcenas: «¿Se encuentra en esa relación el señor Trillo?», le preguntó Bescansa. «Sí», respondió escuetamente Morocho. «¿El señor Álvarez-Cascos?», continuó la diputada. «Indiciariamente, sí». «¿El señor Mariano Rajoy?». «Indiciariamente, sí». «El conjunto de los secretarios generales del Partido Popular». «Indiciariamente, sí». «El señor Arenas». «Indiciariamente, sí»… Morocho lamentó las presiones y querellas con las que se trató de «desestabilizar» esta instrucción y reconoció que echa en falta la creación de «un organismo central de lucha contra la corrupción» que permita ganar en eficacia en las investigaciones judiciales. También  recordó las siete querellas que interpusieron contra él diferentes dirigentes del Partido Popular descontentos con la investigación desarrollada por la UDEF en el marco del caso Gürtel.

En estos días hemos visto también como se suceden las declaraciones de empresarios relatando como pagaban sus comisiones del 3 % en Génova; hemos escuchado las conversaciones inmorales de Ignacio González y Zaplana y hemos sido testigos de como el PP, su tesorera, su máximo responsable jurídico y su jefe de informática tendrán que sentarse en el banquillo por el supuesto borrado de los discos duros de los ordenadores del ex tesorero Luis Bárcenas. Será la primera vez que un partido político se siente en el banquillo en España como “supuesto autor de un delito criminal”.

Pero para el PP, y a tenor de lo sucedido para buena parte del país, esto no va con ellos. No podemos olvidarnos de que Mariano Rajoy se zafó, durante su declaración de casi dos horas en el juicio de la primera etapa de Gürtel en la Audiencia Nacional, de cualquier responsabilidad o mediación directa en la proliferación de esa trama durante años en el PP. Esgrimió en su defensa que él solo marcaba las directrices políticas, no contables. A tenor de las afirmaciones de la fiscal anticorrupción y el inspector de la UDEF, nos ha estado mintiendo todo el tiempo. Lo explica muy bien Joaquín Estefanía en “La paradoja del mentiroso” cuando señala que el grado de tolerancia con respecto a la mentira es un indicador barométrico de la calidad de la democracia, y se apoya en Paolo Flores D’ Arcais cuando asegura que la aniquilación de la verdad y la aniquilación de la democracia caminan al mismo ritmo, constituyen dos indicadores recíprocos y convergentes: las libertades públicas y las mentiras políticas circulan de forma inversamente proporcional. 

Y esto es serio. Es muy serio. Pero no es lo más grave. En los últimos años el PP ha extendido la corrupción por las entrañas del poder. Ha contaminado gravemente la democracia. Ha sembrado de prácticas corruptas toda la geografía del Estado: Andratx, Baltar, Acuamed, Bankia, Brugal, Bárcenas, Fabra, Barberá, Púnica, Gürtel, Hügel, Naseiro, Palma Arena, Taula, Faycan, Caso Eólico…

Nadie pide perdón, nadie asume responsabilidades políticas y éticas, nadie dimite. La corrupción y el fraude se han instalado en el cuerpo social y amenazan con arrastrar hasta el abismo y subvertir la esencia de la democracia y todo el mundo mira para otro lado y se nos intenta vender la idea de que los que han provocado esta situación son la única opción  de gobierno. Y una buena parte de la sociedad hace oídos sordos. Y no lo considerara un valor de la Patria. No se les puede permitir que nos gobiernen desde la premisa de las mentiras, la corrupción y el mercadeo con las instituciones y los dineros públicos. Así es imposible que un país pueda afrontar su futuro en paz, libertad y progreso.

Para el profesor Gonzalo Gamio (Tomar la corrupción en serio) “la lucha contra la corrupción y la impunidad requiere de instituciones democráticas sólidas, pero también, de un sentido fuerte de ciudadanía (…) Sin ciudadanos vigilantes –y habría que agregar, sin vecinos, trabajadores, consumidores, estudiantes y feligreses vigilantes- la corrupción y el autoritarismo prosperan sin resistencia alguna, en todas sus formas y contextos” y cita a Cicerón cuando señala en “Los oficios” que las personas pueden obrar injustamente de dos maneras: Activamente -cometiendo el delito-  o pasivamente que es cuando se mira para otro lado a causa de la desidia, el temor, la indolencia o la complicidad.

El filósofo francés André Glucksmann asegura que el siglo XXI va a estar protagonizado por una lucha entre la democracia y la corrupción. Me temo que estamos inmersos en esa guerra y que nuestras élites políticas y financieras no tienen clara la opción. Desde luego, no parecen ser ellos los que estén dispuestos a regenerar la democracia. Aunque se les llene la boca diciéndonos que no tolerarán la corrupción, que luchan contra la corrupción.  Timothy Snyder (Sobre la tiranía) nos advierte que “la democracia fracasó en Europa en las décadas de 1920, 1930 y 1940, y hoy en día está fracasando no solo en gran parte de Europa sino en otros muchos lugares del mundo. Esa historia y esa experiencia son las que nos revelan el sombrío espectro de nuestros posibles futuros”.

Para Joaquín Estefanía, “la corrupción estructural es un delito de lesa democracia, porque aquellos que tienen la obligación y el derecho de hacer las leyes (los partidos y su entorno) tienen el deber de cumplirlas y hacerlas cumplir; porque quien obtiene financiación irregular arremete tramposamente contra el principio de igualdad de oportunidades, utilizando además dinero público; porque la financiación ilegal, al no figurar en la contabilidad oficial del partido que la ejerce, no puede estar sujeta al control social ni al control interno de la formación que supuestamente se beneficia de tan atípicos ingresos”.

Y cuando esto sucede y se demuestra ¿no se atenta acaso contra la Patria que dicen defender? Al PP se le llena la boca cuando se refiere a Cataluña diciendo que siempre hay que actuar de acuerdo con la Constitución y con las leyes. ¿En qué parte de ellas se permite el robo a la Patria?  Snyder dice que “un patriota quiere que la nación esté a la altura de sus ideales, lo que implica pedirnos que seamos la mejor versión de nosotros mismos (…) Un patriota tiene unos valores universales, unos estándares con lo que juzga a su nación, deseándole lo mejor- y deseando que las cosas le vaya aún mejor…”. Y no parece que eso se consiga utilizando prácticas corruptas para financiar un partido o mirando para otro lado cuando sucede.

TENOYA, VEGUETA, SIMA DE JINÁMAR, MEMORIA PARA LA VERDAD

La intención del Cabildo de Gran Canaria es proseguir con la búsqueda hasta llegar al final del Pozo de Tenoya. Y en el cementerio de Vegueta. Y en la Sima de Jinámar. Por la memoria, por la verdad.

El Cabildo de Gran Canaria ha expresado siempre su apoyo decidido a las víctimas y familiares de la represión franquista porque entiende que esta sociedad democrática debe reparar el daño que hizo la dictadura, asesinando a personas inocentes, rompiendo familias, desapareciendo a personas por el único delito de ser defensores de la justicia y la libertad. La memoria histórica es el compromiso que tenemos los demócratas de hoy para con las personas desaparecidas violentamente y con sus familias para conocer y dar a conocer las circunstancias en las que fueron asesinadas y devolver a sus seres queridos sus cuerpos y toda la información posible. La memoria histórica es la respuesta actual de solidaridad, de justicia, de búsqueda de la verdad, de reparación y de condena de todas las atrocidades de la dictadura.

El Cabildo de Gran Canaria entiende que conociendo los atropellos cometidos se recupera la valoración pública de las personas asesinadas y se transmite a la sociedad una imagen de condena y de rechazo sin paliativos del franquismo. Que es necesario comprometernos y no permanecer ajenos. Asumimos que el derecho a la memoria corresponde al conjunto de la sociedad. Por ello, la búsqueda, recuperación e identificación de represaliados no debe ser una tarea que se dirija solo a satisfacer las justas demandas de familiares y personas cercanas a los perseguidos, sino que debe repercutir en el conjunto de la ciudadanía. Todos debemos sentirnos familias, compañeros, ciudadanos comprometidos con su legado…

Y ser conscientes de que cuando el olvido permanece se convierte en desmemoria del pasado reciente para las nuevas generaciones. La mejor manera de evitar en el presente y el futuro la barbarie del pasado es tener memoria, tener siempre presente la crueldad de la represión y la violencia contra los derechos y las libertades y a las personas que murieron defendiéndolos; para evitar que existan tentaciones totalitarias; para impedir que se repitan, para honrar a estos héroes anónimos…

En España existen 2.382 fosas censadas y se apunta una cifra de unos 114.000 desaparecidos en el período de tiempo que comprende la contienda civil. En Canarias no hay datos definitivos (se han planteado cifras de hasta 3.000 desaparecidos). Los nombres de 500 desaparecidos en nuestro archipiélago, cotejados documentalmente, se han remitido a la Audiencia Nacional para su investigación. En nuestro archipiélago se han exhumado los restos óseos de 37 personas (todos hombres): 24 en Arucas y 13 en La Palma (a los que hay que sumar los restos de al menos cinco personas representados por diversos huesos levantados de la Sima de Jinámar. En Gran Canaria, identificadas como fosas, conocemos los pozos de Arucas (Llano de las Brujas, Pozo de Tenoya, Barranco de Arucas y Vuelta del Francés) y la Sima de Jinámar.

En coherencia con esta posición política, el Cabildo de Gran Canaria está comprometido, en colaboración con las asociaciones de memoria histórica y con las familias, a investigar todas las situaciones y lugares que familiares y expertos aconsejan esclarecer. En esta legislatura estamos trabajando en la investigación de lo sucedido en el cementerio de Las Palmas de Gran Canaria, en la sima de Jinámar y en el pozo de Tenoya que visitamos hace unas semanas para conocer los últimos descubrimientos.

Con respecto a la búsqueda de la verdad en el cementerio de Vegueta, ya están iniciados los trabajos para localizar, exhumar y en su caso devolver a las familias los cuerpos de las personas anónimamente enterradas. Este proyecto se realiza junto con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que aporta un grupo de profesores expertos para todo el trabajo técnico. Se ejecuta esta investigación en colaboración estrecha con la Asociación de Familiares de los Fusilados de San Lorenzo.

Igualmente, en estos momentos, el Cabildo de Gran Canaria está en proceso de elaboración de un acuerdo con el Consorcio de Emergencias de Gran Canaria para que proporcione la cobertura técnica y de seguridad para el descenso de personal cualificado de la Consejería de Cultura a la Sima de Jinámar. Se pretende hacer una valoración particular del estado de conservación de este Bien de Interés Cultural y evaluar sobre el terreno las posibilidades del desarrollo de trabajos de exhumación en su interior.

Y estamos trabajando también intensamente en el denominado Pozo del Barranco de Tenoya que forma parte del Bien de Interés Cultural, Sitio Histórico, Pozos de los desaparecidos durante la Guerra Civil. El expediente para la declaración como Bien de Interés Cultural se inició, a petición del Ayuntamiento de Arucas, en el año 2005. Se localiza en el mismo cauce del Barranco de Tenoya, en las cercanías del puente del mismo nombre, a unos 130 metros sobre el nivel del mar. Según los datos disponibles se trata de una obra hidráulica, con una profundidad no superior a los 100 metros, cuya construcción debe remontarse a fechas previas a 1924.

La información oral disponible hasta el momento señala este lugar como uno de los pozos en los que fueron arrojados los cuerpos de represaliados en Gran Canaria, en concreto entre fines de marzo y principios del mes de abril de 1937 (como también se ha documentado en otros enclaves del municipio de Arucas, como el  Pozo del Llano de las Brujas). Las especiales circunstancias de esta obra hidráulica (agua en el interior, dimensiones, cambios en la vertical, etc.), así como las particularidades de su relleno (tierras, escombros, basuras, huesos de animales, etc.) han hecho que las labores de extracción acometidas hasta el momento fueran más complicadas que lo que inicialmente se había previsto.

Todos esos trabajos, que ya estamos ejecutando, nos  permitirán conocer con precisión el número de personas que fueron arrojadas al interior de este lugar y, muy probablemente, cómo murieron, (aunque requieren de una sistemática muy particular y en unas condiciones complicadas, pues a la estrechez del pozo se suma que está inundándose continuamente).  La Asociación de Memoria Histórica de Arucas siempre ha sido informada de primera mano de todos los hallazgos. Y este lugar ya está  danto datos para la historia, la memoria y la verdad. Desde que en octubre del año 2013 se iniciaran las primeras obras de vaciado del Pozo de Tenoya, no habían aparecido restos humanos en su interior, pese a que se superaba la profundidad de una treintena de metros desde el brocal del pozo. Efectivamente, el pasado mes de marzo se identificaron los primeros restos óseos humanos aparecidos en el Pozo de Tenoya, en el curso de los trabajos de exhumación en dos galerías laterales de 14 y 30 metros de longitud cada una de ellas, promovidos por el Cabildo grancanario y que ejecuta la empresa especializada Pozos Medina SCP. En las dos galerías citadas no se identificaron ni restos craneales ni ningún elemento material que no fuera material esquelético. Fue entonces cuando los técnicos de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria redactaron la nueva propuesta de intervención y metodología aplicada, ya iniciada, para verificar la existencia de más restos humanos en el Pozo.

Esta fase, la última y definitiva, es la que presentamos hace muy poco a la sociedad grancanaria. Se acomete en el caño del pozo a unos cinco metros por debajo de la base de las citadas galerías, a una profundidad de 38-40 metros. Desde que se iniciaron los trabajos, los restos óseos localizados en los diferentes espacios de esta obra hidráulica corresponderían al menos a quince personas. Pero lo más significativo de esta nueva presencia de huesos humanos en el caño del pozo es que la concentración es mucho mayor que la detectada en otras zonas, diversificándose además la representación anatómica. En este sentido cabe destacar la documentación de media docena de restos craneales, en algunos de los cuales se constata la presencia de lesiones compatibles con las que dejarían proyectiles de arma de fuego. A ello se suma el hallazgo de distintos elementos de indumentaria personal (hebillas, correajes, calzado y una moneda perteneciente a la época de la República), así como restos de munición de la época (parte de ella sin disparar).

Todos estos hallazgos, así como las heridas de bala, no dejan ningún margen de duda sobre que los restos identificados en el Pozo de Tenoya corresponden a personas represaliadas en el contexto de la guerra civil española. A partir de este momento, los trabajos van a centrarse en la exhumación, documentación, registro y levantamiento de los restos óseos humanos y el resto de materiales que se identifiquen por parte del personal formado en arqueología forense, y con la supervisión en todo momento del Cabildo de Gran Canaria, que asumirá los costes de esta investigación que se llevará a cabo en el Instituto de Genética Forense de la ULPGC. En el curso de estos trabajos –que ejecuta Tibicena- se verificará si los restos humanos mantienen vínculos anatómicos entre sí (lo que facilitaría las labores de individualización) o si, como parece, se ha perdido cualquier conexión esquelética entre ellos. Sumado a una valoración inicial de los restos humanos que se vayan exhumando, permitirá determinar la edad, circunstancias y condiciones de la muerte de estas personas y, si es el caso, los agentes naturales y antrópicos que hayan podido modificar el depósito inicial.

La intención del Cabildo de Gran Canaria es proseguir con la búsqueda hasta llegar al final del Pozo de Tenoya. Y en el cementerio de Vegueta. Y en la Sima de Jinámar. Por la memoria, por la verdad.

 

GRAN CANARIA, ENCUENTRO DE CULTURAS

Desde hace siglos la isla de Gran Canaria ha sido un lugar de encuentro permanente de culturas de distinta índole.

El pasado fin de semana recogimos, en la ciudad polaca de Katowice, el encargo de organizar en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y en la isla de Gran Canaria, en octubre de 2018, el WOMEX, la feria de música de raíz más importante del mundo. Asistí a esta emotiva presentación en nombre del Cabildo de Gran Canaria convencido de que la celebración de esta gran Feria Profesional de las Músicas del Mundo, en nuestra isla y en nuestra capital, va a significar un acontecimiento que nos proyectará al mundo desde esta comunidad tricontinental.


Desde hace siglos la isla de Gran Canaria ha sido un lugar de encuentro permanente de culturas de distinta índole. Su posición geográfica privilegiada en la ruta de Europa hacia el Nuevo Mundo, y a unos pocos kilómetros del continente africano, ha favorecido un intercambio de culturas realmente excepcional. Buena prueba de ello es el mestizaje de nuestra población que se ha ido nutriendo, desde su sustrato inicial de origen norteafricano, de diferentes aportaciones europeas y americanas, a las que se han ido sumando, desde inicios del siglo XX, otras culturas más alejadas provenientes principalmente del Próximo Oriente (Siria, Líbano, Palestina, etc.) y de la costa asiática del Pacífico (India, China, Corea o Japón), por poner solo unos ejemplos. Sin duda, esta mezcla constituye hoy en día una de nuestras señas de identidad más reconocidas.

No debemos entender la realidad que hoy vive Canarias como un simple conglomerado de culturas que coexisten en nuestro territorio o que conviven entre sí en una simple relación de respeto, que es lo que conocemos con los términos de “pluriculturalidad” y “multiculturalidad”, respectivamente. La realidad que se está fraguando en Canarias, poco a poco y gracias a la educación y a la voluntad de los distintos agentes sociales, es la que podemos englobar en el concepto de “interculturalidad”, es decir, la que  se crea desde un encuentro de culturas que intercambian objetivos e ideales y que hacen un verdadero esfuerzo por conocerse mutuamente, por compartir experiencias y por trazar caminos comunes en el marco de la diversidad.

En ese contexto, el de la interculturalidad, es en el que se desenvuelve la filosofía del WOMEX, ese gran evento internacional que cada año propicia el encuentro y el intercambio de culturas a través de una de las manifestaciones más arraigadas en el ser humano: la música. Esa música que es lenguaje universal de comunicación entre los pueblos.

La celebración el próximo año 2018 del WOMEX en la isla de Gran Canaria y en su capital, Las Palmas de Gran Canaria, permitirá reconocer esa interculturalidad en la que está comprometido el pueblo canario. Diversos acontecimientos y eventos en los últimos 50 años así lo demuestran. Todos recordamos aquella primera Feria del Atlántico del año 1966 en la que por primera vez se reunían decenas de países africanos para intercambiar productos industriales y agrícolas. Hemos facilitado desde siempre las máximas conexiones con los cinco continentes con los que nos relacionamos con distintas dimensiones.

Y  destaco especialmente las iniciativas artísticas y musicales que han colocado a Gran Canaria en el centro de las culturas del mundo. No es una realidad reciente sino que desde el siglo XIX nuestros creadores musicales, plásticos, arquitectónicos, literarios o escultóricos son referentes de vanguardia y de innovación artística. Probablemente nuestro carácter insular y atlántico ha tenido mucho que ver en esta producción innovadora. Hoy lo ratifican manifestaciones culturales como el Festival del Sur, Encuentro Teatral Tres Continentes, de Agüimes, que este año cumplió precisamente su 30 aniversario. O el Festival Internacional Teresa de Bolívar, de Teror, promovido por el Cabildo de Gran Canaria y creado para el intercambio de músicas entre Canarias y América Latina, que cumplirá el próximo año 2018 sus 30 años de existencia.

O el ESPAL, Encuentro de Solidaridad con los Pueblos de África y Latinoamérica, de Santa Lucia, que este año cumplió 27 años. O el Festival Internacional de Folklore Villa de Ingenio, “Muestra solidaria de los pueblos”, que celebró ya su XXII edición.

El objetivo de la tricontinentalidad, como acercamiento entre Europa, África y América con su punto de encuentro en Gran Canaria, tiene también su desarrollo en las artes plásticas en el Centro Atlántico de Arte Moderno, del Cabildo de Gran Canaria, que lleva apostando por la interculturalidad los últimos 28 años.

Gran Canaria ha sido también sede durante 17 ediciones del WOMAD otro de los eventos de músicas de raíz más importantes del mundo. Despreciado durante algunos años, vuelve ahora a Gran Canaria desde Las Palmas de Gran Canaria.

La riqueza musical de nuestra isla siempre ha estado arraigada en las tradiciones populares, como una muestra más de nuestra identidad. Piezas musicales procedentes de Europa, de América y de África, fueron conformando con el tiempo nuestro rico folclore, lo que ha dado lugar a formas musicales mestizas como la mazurca, la polca o los aires de Lima. Son manifestaciones que se superponen a otras más ancestrales como el tajaraste, el sirinoque o el baile de tambor, que nos traen recuerdos de nuestros antepasados de antes de la llegada de los europeos a Canarias. No olvidemos que una genuina expresión de estos antiguos canarios, en el siglo XV, se hizo popular en las principales cortes de Europa, la célebre danza llamada El Canario.

Nuestra música de raíz tiene un símbolo que queremos que todo el mundo conozca, un instrumento también mestizo que representa como pocos el sentir del pueblo canario: me refiero al timple, ese pequeño instrumento de cuerda que algunos tocadores canarios han paseado fuera de Canarias, desde el malogrado José Antonio Ramos, Benito Cabrera o Domingo “El Colorao”, hasta Germán López que, gracias a una edición anterior del WOMEX precisamente, está paseando su música por varios continentes y está recién regresado de una gira por China. Esta vez en Katowice fue la joven intérprete Laura Martel la que encandiló a todos con su buen hacer y la dulzura de nuestro instrumento.

Y podemos seguir hablando de música. Porque no sólo en la vertiente de músicas tradicionales y populares tienen las islas largo recorrido. La música llamada culta, ha tenido enorme arraigo en Canarias. De hecho, la primera sociedad filarmónica musical del Estado español se fundó en Gran Canaria, y data de 1845. La Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, heredera de aquella iniciativa, continúa de la mano del Cabildo de Gran Canaria interpretando música clásica de Europa y América. Y además festivales de ópera, zarzuela y tantas otras manifestaciones…

A todos estos eventos culturales y musicales en particular hay que sumar, para los feriantes que acudan a Canarias en el próximo WOMEX, otros atractivos que nuestra tierra puede brindar: diversidad paisajística, gastronomías de todo el mundo o tradiciones culturales y deportivas, sin olvidar las posibilidades de ocio y negocio que ofrece nuestra isla. Acuden a una tierra con gran tradición comercial y con grandes incentivos por tratarse de una Región reconocida por la Unión Europea con estímulos a la inversión y a la creación. Y todo ello en un marco geográfico privilegiado: en la región insular macaronésica, de rico folclore, en contacto cercano con las culturas del Magreb, con mirada expectante hacia la música latina, que todo canario lleva en el corazón.

En mi intervención en  Polonia, aceptando ser sede de la exposición, aseguré, a las autoridades y representantes de la feria de músicas del mundo presentes, que viajarán a una isla y a una ciudad que comparte los valores y la sensibilidad del WOMEX. Con tradición y alma musical, con una sociedad inclusiva y abierta y con unas infraestructuras que nos permitirán  celebrar con éxito un gran acontecimiento que nos ilusiona. Nunca se ha celebrado tan al sur.

El listón está muy alto. Pero en Gran Canaria, en su capital, el Ayuntamiento y el Cabildo, con la colaboración de la Consejería de Cultura y Turismo del Gobierno de Canarias y el calor de nuestra gente vamos a organizar una edición grancanaria que será inolvidable. Porque comunicarnos a través de la música, intercambiando experiencias, productos, iniciativas y patrocinios pertenecientes a esta industria nos hace a todos más ricos culturalmente.